Información para Pacientes

Descargar esta información PDF

¿Cuál es el trabajo del Anestesiólogo?

La mayoría de los pacientes, por efecto de los sedantes, son incapaces de recordar incluso la presencia de este especialista en el quirófano, a pesar de que su trabajo resultará de vital importancia para su seguridad y el buen desarrollo de la intervención.
Las funciones del Anestesiólogo básicamente son:

Evaluación del estado de salud del paciente para la disminución del riesgo anestésico.

Monitoreo continuo durante la cirugía de sus signos vitales.

Evitar el dolor causado por la cirugía. Inducir al paciente en un estado de coma farmacológico para una operación sin dolor, con las técnicas y los fármacos adecuadas al estado físico de cada paciente en particular.

Atención durante la cirugía de cualquier alteración en las funciones vitales que se pudieran presentar en la intervención quirúrgica, especialmente en los pacientes que tienen enfermedades crónicas.

Situaciones de emergencia. Es el anestesiólogo el especialista en reanimación cardiopulmonar en caso de presentarse un paro cardiaco.

Ayuno

El ayuno es indispensable para la aplicación segura de la anestesia. Esto se debe a que si el paciente vomita el contenido gástrico durante la anestesia, el alimento pasará a los pulmones, bloqueando la oxigenación. Este problema llamado broncoaspiración es potencialmente fatal. Por eso, es muy importante que comente a su anestesiólogo si no cumplió el ayuno que se le indicó.

Tipos de Anestesia

En la SEDACION VIGILADA se le administran al paciente sedantes y analgésicos por un suero intravenoso, con lo cual se tranquiliza y ya no siente molestias al aplicarle después la anestesia local.

La ANESTESIA LOCAL generalmente la aplica el mismo cirujano y consiste en adormecer un área pequeña del organismo. Esto es parecido a la inyección que pone el dentista, pero sin dolor por los analgésicos y sedantes previamente administrados.

La ANESTESIA REGIONAL O BLOQUEO generalmente se utiliza para operaciones de brazos, piernas o abdomen. También se usa durante el parto.
Las técnicas de anestesia regional incluyen:
Bloqueo Subaracnoideo o Raquia y Bloqueo Epidural: Son los dos tipos de anestesia de la cintura hacia abajo.
Bloqueo de una extremidad: Brazo o pierna.

Esta se logra inyectando un anestésico cerca de la columna o de los nervios para adormecer una parte del cuerpo. A los pocos minutos, el sitio empezará a sentirse adormecido. También aquí se emplean generalmente sedantes por vía intravenosa para que e l paciente esté tranquilo. El paciente puede elegir entre estar despierto o ligeramente dormido.

La ANESTESIA GENERAL, equivale a inducir en el paciente un estado de coma farmacológico, ya que actúa principalmente sobre el cerebro y el sistema nervioso, de manera que el paciente está inconsciente y no se dará cuenta de nada. Al estar inconsciente generalmente se le coloca un tubo flexible a través de boca y laringe para administrar gases anestésicos y oxígeno, mismo que es retirado antes de despertar.

La seguridad durante su anestesia es lo más importante. Durante la anestesia, las funciones vitales las evalúa el Anestesiólogo continuamente apoyándose con monitores sofisticados que deberá interpretar para detectar y controlar cualquier contingencia.

Estos dispositivos son:

CARDIOSCOPIO, es el monitor cardiaco (como un electrocardiograma pero continuo). Muestra en una pantalla una gráfica constante del funcionamiento del corazón. El anestesiólogo manejará las alteraciones que se reflejen en el.

PULSI-OXIMETRO, es un monitor que permite valorar la oxigenación de la sangre y nos indica el pulso. Es un dispositivo que se coloca en un dedo de la mano o del pie.

MANOMETRO, mide la presión arterial o presión sanguínea a intervalos frecuentes.

CAPNÓGRAFO, mide constantemente la cantidad de bióxido de carbono exhalado por el paciente.

INDICE BIESPECTRAL, mide la actividad cerebral y la profundidad de la anestesia, como un electroencefalograma pero continuo. Es el monitor mas novedoso evita el riesgo de despertar durante la operación.

DISPOSITIVO PARA MEDIR LA TEMPERATURA. Es un termómetro cutáneo que puede colocarse en diferentes puntos, dependiendo el tipo y duración de la cirugía.

Conoce a tu Anestesiólogo
con gusto responderá tus dudas

¿El procedimiento que le realizará su médico requerirá de la aplicación de anestesia?

Sabemos que tiene usted temores y dudas al respecto, por lo que este documento va encaminado a proporcionarle toda la información que necesita para sentirse tranquilo.

Es muy importante que usted esté bien informado de la técnica anestésica que se le efectuará para que pueda colaborar adecuadamente, por lo que si le queda alguna duda, por pequeña que sea, exprésela a su anestesiólogo.

El anestesiólogo moderno, calificado y constantemente actualizado apoyándose en los avances bio-tecnológicos, puede en este momento brindar un servicio de alta calidad.

El objetivo de nosotros, como anestesiólogos a su cuidado será la de buscar la manera más segura y confortable de administrarle la anestesia con responsabilidad y eficiencia.

La función de usted, como paciente, será cooperar y seguir nuestras indicaciones, con paciencia y confianza en que se están realizando todas las acciones para lograr un buen resultado.

¿Que es la anestesia?:

Anestesia significa perder la sensibilidad del cuerpo a los estímulos externos. Puede ser solo de una parte del cuerpo (bloqueo) o completa, con pérdida de la conciencia (anestesia general).

La anestesia permite que se realicen operaciones sin dolor, además de que  controla la reacción del cuerpo a la tensión emocional y alivia el miedo y la ansiedad que necesariamente se asocian con la cirugía.

La palabra proviene de los prefijos an que significa sin  y estesia, que significa sentir, es decir: sin sentir.

¿Qué es la Anestesiología?

La Anestesiología es una rama de la medicina especializada en la atención médica de los pacientes que serán sometidos a procedimientos médico-quirúrgicos, obstétricos o de otra índole, en estado de inconsciencia, insensibilidad al dolor, al estrés emocional o a una combinación de las anteriores, producidos por la administración por distintas vías de sustancias farmacológicas, por lo que también se dedica al cuidado y protección de las funciones de los sistemas vitales como el nervioso central, el nervioso autónomo, el cardiovascular, el respiratorio, el hepatorrenal y el hematopoyetico con el propósito de mantener la estabilidad hemodinámica y la homeostasis del organismo humano. Su campo de aplicación se extiende al cuidado de los pacientes que son sometidos a procedimientos diagnósticos y terapéuticos, al tratamiento del dolor agudo y crónico y al manejo de enfermos graves en la unidad de cuidados intensivos..

Los grandes avances de la Anestesiología en las últimas décadas han hecho posibles nuevas técnicas quirúrgicas para enfermedades que en el pasado era simplemente imposible pensar que podían ser curadas, además de que el riesgo de tener complicaciones relacionadas a la anestesia ha disminuido espectacularmente.

¿Cuáles son los tipos de Anestesia?
Básicamente son cuatro:

— Cuidado Anestésico Monitoreado o Sedación vigilada
— Anestesia Local
— Anestesia Regional o bloqueo
— Anestesia General

En la SEDACION VIGILADA se le adminsitran al paciente sedantes y analgésicos por un suero intravenoso, con lo cual se tranquiliza y ya no siente molestias al aplicarle después la anestesia local.

La ANESTESIA LOCAL generalmente la aplica el mismo cirujano y consiste en adormecer un área pequeña del organismo. Esto es parecido a la inyección que pone el dentista, pero sin dolor por los analgésicos y sedantes previamente administrados.

La ANESTESIA REGIONAL O BLOQUEO generalmente se utiliza para operaciones de brazos, piernas o abdomen. También se usa durante el parto.
Las técnicas de anestesia regional incluyen:
Bloqueo Subaracnoideo o Raquia y Bloqueo Epidural: Son los dos tipos de anestesia de la cintura hacia abajo
Bloqueo de una extremidad: Brazo o pierna.

Esta se logra inyectando un anestésico cerca de la columna o de los nervios para adormecer una parte del cuerpo. A los pocos minutos, el sitio empezará a sentirse adormecido. También aquí se emplean generalmente sedantes por vía intravenosa para que el paciente esté tranquilo. El paciente puede elegir entre estar despierto o ligeramente dormido.

La ANESTESIA GENERAL, que actúa principalmente sobre el cerebro y el sistema nervioso, de manera que el paciente está inconsciente y no se dará cuenta de nada.

¿Quién es el Anestesiólogo?

Aunque históricamente se ha reconocido a los anestesiólogos como los médicos encargados de “dormir” a los pacientes sometidos a intervenciones quirúrgicas, la práctica de la especialidad incluye otras muchas áreas de actuación además del quirófano. El anestesiólogo es contemplado actualmente como el especialista “perioperatorio”, esto es, el encargado del cuidado médico del paciente a todo lo largo de su proceso quirúrgico. Ello incluye el estudio y preparación del mismo antes de la intervención, (preoperatorio), la supresión del dolor y la vigilancia de las constantes vitales durante la cirugía, (intraoperatorio) y la continuación de estos cuidados una vez finalizada la intervención, hasta que el paciente está en condiciones de volver a la sala de hospitalización (postoperatorio), todo ello manteniendo una comunicación permanente con el equipo de cirujanos.

El anestesiólogo es un Médico Especialista , quién, después de terminar la carrera de Médico Cirujano en la Universidad, cursa tres o más años la Especialidad de Anestesiología en Hospitales reconocidos para esto.
Además, el anestesiólogo puede a su vez especializarse en otras áreas de la medicina como: Clínica del Dolor, Terapia Intensiva o se puede subespecializar en anestesia cardiovascular, anestesia neuroquirúrgica, anestesia pediátrica, etc.
Después de sus años de entrenamiento, el médico anestesiólogo se sigue capacitando y actualizando e invierte una gran cantidad de tiempo en cursos, simposios o congresos para estudiar nuevos avances y técnicas.
El anestesiólogo de hoy está capacitado en emergencias cardiovasculares y en reanimación cardiopulmonar.
El aplica todos sus conocimientos de medicina, ocupando un lugar preponderante en el equipo de la sala de operaciones.
El Anestesiólogo necesita un amplio conocimiento acerca de los medicamentos, asi como del funcionamiento del organismo y cual es su respuesta al estrés que se presenta por una operación o intervención quirúrgica.
En resumen: El anestesiólogo es el médico que estará con usted antes, durante y después de la cirugía cuidando de usted. Previo a la intervención quirúrgica, el anestesiólogo debe evaluar las condiciones médicas y formular un plan anestésico en forma individual tomando en consideración el estado físico del paciente. Es responsable de administrar la anestesia, vigilar y regular las funciones de los órganos vitales como el corazón, el cerebro, la presión arterial, la oxigenación de los pulmones y la función de los riñones. Esto lo logra con el apoyo de la tecnología aplicada a la medicina, como los monitores. El anestesiólogo debe interpretarlos para detectar anormalidades y tratarlas oportunamente. Una vez concluida la operación, devuelve al paciente su estado de conciencia nuevamente. Después de la operación, es el experto en el control y manejo del dolor.

¿Cual es la diferencia entre Anestesiólogo y Anestesista?
El anestesiólogo es el Médico Especialista en Anestesiología
El Anestesista es el Enfermero (a) especializado en anestesiología.
En el Estado de Chihuahua no hay anestesistas, solo enfermeros (as) asistentes del anestesiólogo.

¿Cuál es el trabajo del Anestesiólogo?

En el quirófano:
Cada año se llevan a cabo en nuestro país cientos de miles de intervenciones quirúrgicas. Salvo las más superficiales, realizadas con anestesia local por el propio cirujano, todas ellas precisan de la participación de un anestesiólogo, el cual es responsable de todo el cuidado médico del paciente durante la intervención.
Fuera de los confines del quirófano, la actividad del anestesiólogo suele ser poco visible, y aún dentro del mismo, solamente el equipo quirúrgico y de enfermería llega a ser consciente de ella. La mayoría de los pacientes, por efecto de los sedantes, son incapaces de recordar incluso la presencia de este especialista en el quirófano, a pesar de que su trabajo resultará de vital importancia para su seguridad y el buen desarrollo de la intervención. Este trabajo consiste, básicamente, en: 1) la evaluación médica continua del estado del paciente; 2) monitorizar y controlar sus funciones vitales –respiración, circulación sanguínea, oxigenación, temperatura e hidratación-; y 3) suprimir el inevitable dolor causado por la cirugía y proporcionar las condiciones de inconsciencia y relajación necesarias para cada tipo de intervención, adaptando las técnicas y los fármacos empleados al estado físico de cada paciente en particular

En la sala de recuperación:

Una vez finalizada la intervención quirúrgica, los pacientes son trasladados a una sala donde recibirán una cuidadosa vigilancia por parte de personal de enfermería especializado, bajo la supervisión del anestesiólogo. Dado que la seguridad es la principal prioridad durante el proceso anestésico-quirúrgico, es de la mayor importancia que el paciente continúe bajo vigilancia y monitorización hasta que recupere la conciencia y el control de sus funciones vitales. Una vez cumplidos estos requisitos y controlado el dolor, el anestesiólogo decidirá el traslado del paciente a la sala de hospitalización o, en el caso de la cirugía ambulatoria, a su domicilio. Aquellos pacientes en los que, por enfermedades previas, afectación física grave o intervenciones quirúrgicas delicadas y/o agresivas, no sea previsible una recuperación rápida y precisen vigilancia prolongada, serán trasladados a la Unidad de Cuidados Intensivos.
El control del dolor postoperatorio es de vital importancia para el bienestar del paciente, para el buen resultado de la intervención y para evitar complicaciones. El anestesiólogo conoce a la perfección los medicamentos y técnicas que mejor se adaptan a cada paciente y a cada tipo de intervención para conseguir un postoperatorio confortable. Debido a su formación y entrenamiento, los anestesiólogos están calificados para manejar el dolor del parto. En este último caso, el control del dolor irá ineludiblemente unido a la vigilancia de las funciones vitales de la madre y el niño.

En los cuidados críticos y medicina de urgencias:

Los anestesiólogos poseen la preparación médica requerida para el manejo de cuadros clínicos críticos y situaciones de emergencia, aplicando técnicas de manejo de la vía aérea, reanimación cardiopulmonar, soporte respiratorio y circulatorio, tratamiento del dolor, etc. Por ello actualmente en nuestro país numerosos anestesiólogos desempeñan su trabajo en Unidades de Cuidados Intensivos.

En otros procedimientos de diagnóstico y tratamiento no quirúrgicos:

El progreso de la tecnología médica ha permitido que numerosas enfermedades puedan diagnosticarse y tratarse sin recurrir a la cirugía. No obstante, muchas de estas técnicas son dolorosas y/o requieren una completa inmovilidad del paciente, para lo cual se precisa de la intervención del anestesiólogo. Es el caso de las endoscopias digestivas, eliminación de cálculos urinarios, procedimientos radiológicos, fertilización in vitro, tratamiento de electroshock, etc. En otras ocasiones, se requiere la presencia del anestesiólogo por la posibilidad de que se produzca una complicación durante el procedimiento, como en los cateterismos cardíacos y angioplastias.
Dada la creciente importancia de la especialidad, los anestesiólogos reciben en la actualidad una formación muy extensa, encaminada a proporcionar una atención médica de la más alta calidad y al nivel de las mejores del mundo. Tras completar los 7 años de estudios de Medicina, deben pasar el examen que les permite acceder a los estudios de postgraduado, iniciando así un programa de formación y entrenamiento específicos de tres o más años, durante los cuales aprenden las bases científicas y técnicas que les permitirán ejercer la Anestesiología.

¿Cómo se aplica la anestesia general?

LA ANESTESIA GENERAL se aplica generalmente en la vena por medio de una solución o “suero” previamente colocada.. La anestesia general se logra mediante inyecciones por vía intravenosa de medicamentos, solos o combinados con gases anestésicos.

LA ANESTESIA GENERAL se utiliza en operaciones como operaciones del cerebro, de cara y cuello, torácicas, abdominales, o cuando el paciente desea estar completamente dormido durante la operación.
El objetivo de la anestesia general es que el paciente durante su operación esté dormido, no recuerde, no se mueva y que sus signos vitales se mantengan estables, como si estuviera en su sueño fisiológico (normal).

Para lograr esto, el Anestesiólogo debe tomar en cuenta los antecedentes del paciente, sus condiciones de salud actual, su edad, su peso, su talla, el tipo de operación, la duración de la operación, etc, etc, muchos factores.

Los modernos anestésicos actúan rápidamente y sus efectos desaparecen en general en las primeras dos o tres horas después de finalizada la operación, aunque en algunos pacientes la eliminación se puede retrasar por algunos motivos en particular.

¿Qué sucede durante la anestesia después de que pierdo la conciencia?

Una vez que ud. ha quedado inconsciente, el anestesiólogo comienza realmente con la parte más delicada de su trabajo, que consistirá en controlar sus funciones vitales y tratar cualquier alteración que se produzca en su estado físico durante la intervención, alteraciones cardiacas, pulmonares, renales, etc, etc. Basándose en sus propios conocimientos y experiencia, se servirá de unos sofisticados sistemas de monitorización electrónica y le administrará una serie de medicamentos. Algunos son necesarias para mantener su estado de inconsciencia durante el tiempo que dure la cirugía, y otros le regularán el funcionamiento de sus órganos vitales –principalmente el ritmo cardíaco, la tensión arterial, la respiración y las funciones renal y cerebral-. De esta forma, el anestesiólogo tratará cualquier problema médico que se presente durante la intervención. Una vez concluida la misma, se retiran los medicamentos anestésicos y se revierten sus efectos.

CARDIOSCOPIO. Se utiliza para vigilar el corazón, la presión arterial, la oxigenación de los tejidos y el pulso durante la anestesia.

¿Por qué algunas personas recuerdan todo aunque les hayan puesto anestesia general, o incluso despiertan a media operación?

Gran preocupación y en ocasiones angustia origina en toda persona el saber que será sometida a un procedimiento anestésico y muy especialmente si se trata de una Anestesia General, todos nos preguntamos  y le cuestionamos a nuestro Anestesiólogo sobre algunos hechos que son inquietantes, fundamentalmente sobre “¿si vamos a despertar o no o bien si estaré bien dormido durante mi cirugía, no me voy a despertar a media operación?”.

Estas interrogantes de una gran valía y ampliamente generalizadas han dado origen desde los inicios de la anestesiología a la búsqueda de un método inicialmente, y posteriormente de un aparato, que nos permita saber con certeza cual es la profundidad de la anestesia que se esta utilizando en determinado paciente, sin embargo esto equivale a tratar de encontrar el Santo Grial o la Fuente de la Eterna Juventud.

Los esfuerzos de los investigadores no disminuyeron por las dificultades encontradas en el camino, y así tenemos que el Dr. Guedel en la década de los años 40 del siglo pasado ideo a base de la sola observación clínica, una serie de signos que nos permitieran saber que tan profundamente anestesiado se encontraba nuestro paciente, datos que eran sumamente útiles sobre todo en la época  del éter, posteriormente con la entrada en escena de nuevos anestésicos generales dichos datos dejaron de ser útiles y mucho menos aplicables, situación que originó que se utilizarán una serie de implementos tecnológicos para lograr el fin propuesto, de esta manera y conociendo a través de investigación en modelos animales los efectos de los anestésicos en el electroencefalograma, esta herramienta llegó a los quirófanos con la gran desventaja que origina el tener que utilizar un aparato voluminoso, el tiempo en la colocación de un gran número de electrodos en la cabeza del paciente y el tener que recurrir a un especialista en la materia para que nos interprete los resultados del trazo del electroencefalograma.

Estos hechos aunados a la situación de que no se había definido con exactitud lo que se estaba buscando dio origen a que los investigadores diseñaran y usaran otros equipos para medir “LA PROFUNDIDAD DE LA ANESTESIA”, de esta forma se han utilizado una gran variedad métodos y equipos en diferentes épocas, algunos con valor puramente experimental y otros que aunque con valor clínico establecido resultan costosos y poco prácticos.

Aunque tema para especialistas en la materia, es conveniente mencionar lo que tratamos de obtener con una anestesia general, es decir definir lo que buscamos como se mencionó anteriormente, situación que no se había realizado ( y que originaba que ciertos equipos a la larga no fueran útiles), de tal suerte los componentes de una ANESTESIA GENERAL SON:

  1. Perdida de la conciencia y consecuentemente amnesia
  2. Analgesia ( ausencia de dolor) y
  3. Relajación muscular con campo quirúrgico silencioso

A principios de la década de los 90 un grupo de investigadores fundamentalmente de las Universidades de DUKE y EMORY  en Norteamérica se dio a la tarea de diseñar un monitor que nos permitiera saber con exactitud la profundidad de la anestesia, para esto realizaron investigaciones en varios miles de  voluntarios sometidos a anestesia general y a quienes hacían estudios de electroencefalogramas (EEG) mientras estaban dormidos y correlacionando los datos del EEG con los efectos de diversos tipos de anestésicos, llegando de esta manera a obtener un MONITOR que denominaron INDICE BIESPECTRAL (BIS), que además de ser pequeño, ligero, y fácil de colocar,  nos da en una pantalla fácilmente interpretable un número entre 0 y 100, que nos permite saber cual es la profundidad de la hipnosis y consecuentemente la amnesia de nuestro paciente, disminuyendo en forma dramática las posibilidades de que una persona tenga un despertar intra-operatorio o recuerdos desagradables de su cirugía.

Es  indudable que a medida que avanza la tecnología los resultados obtenidos dentro del ámbito de la Anestesiología han mejorado en forma impresionante, el hecho de poder obtener datos más fidedignos nos ha permitido la toma de decisiones mas acertadas y por tanto mejorar el manejo y la seguridad de nuestros pacientes. Sin que por ningún motivo este tipo de monitores substituya el juicio clínico del Médico Anestesiólogo.

¿Cuándo y cómo despertaré?

El tiempo que se tarda en recuperar la conciencia tras la anestesia depende, principalmente, de la duración de la misma y del tipo de agentes anestésicos que se hayan empleado y ambos factores son, a su vez, variables según el tipo de intervención que se haya practicado. Si a ello añadimos que existen diferencias individuales entre las personas en cuanto a su sensibilidad a la medicación anestésica, es fácil comprender que el tiempo de despertar puede variar. Generalmente tarda de 10 a 20 min una vez concluida la operación, aunque algunos pacientes pueden tardar mas tiempo, incluso varias horas. Debido a la gran diversidad de circunstancias que pueden darse, debe Vd. preguntar a su anestesiólogo por su caso particular.  Al despertar, se encontrará en el mismo quirófano -con su anestesiólogo- o en una sala de vigilancia especial –Sala de Recuperación-, atendido por un equipo de enfermería especializado bajo la supervisión de un anestesiólogo. Esta vigilancia se mantendrá hasta que esté ud. lo suficientemente recuperado para pasar a su habitación o ser dado de alta, en el caso de que su operación sea programada como ambulatoria

¿Qué es la Consulta o Visita Pre-anestésica?

Puede realizarse en el consultorio del anestesiólogo o  al estar usted instalado en su habitación o en el el área de cirugía ambulatoria.

Es una entrevista entre el paciente y su anestesiólogo sostener con el paciente.

Tiene varios objetivos:

Conocerse ambos, algo primordial para que la relación Medico-Paciente se desarrolle  en un clima de confianza y tranquilidad, que usted se sienta tranquilo y conozca al  médico que estará con usted durante toda la operación, segundo a segundo vigilando sus signos vitales y haciendo todo lo necesario para que la cirugía se realice con la máxima seguridad.

En la Consulta Pre-anestésica, el Anestesiólogo hará al paciente una Historia Clínica completa con el fin de conocer sus antecedentes, enfermedades o cirugías anteriores, anestesias previas y reacciones a éstas, alergias medicamentosas o reacciones transfusionales, medicamentos que se encuentre tomando,  su estado de salud actual y la enfermedad que condiciona la cirugía.

Con el Examen Físico y el interrogatorio el Anestesiólogo puede diagnosticar enfermedades que hayan pasado desapercibidas por escasa sintomatología y que requieran ser atendidas antes de la cirugía porque estén trastornando el organismo y/o se descompensen con la anestesia, con la operación o con ambas, realmente.

Es posible que usted requiera de estudios de laboratorio y gabinete adicionales como exámenes de sangre, electrocardiograma, radiografía de los pulmones, etc, para complementar la revisión y establecer las condiciones física con las que el paciente ingresará a la sala de operaciones.

Todo esto es importante para definir un plan anestésico que represente la mejor opción para usted, y  disminuir asi los riesgos del procedimiento.

El paciente en consulta  con su anestesióloga antes de la operación.

Puedo yo como paciente elegir el tipo de Anestesia?

Su anestesiólogo, al terminar la Consulta  o Visita Pre-Anestésica le expondrá a usted las técnicas anestésicas que pudieran emplearse, y entre éstas, usted puede  elegir, pero  siempre y cuando la alternativa sea viable y segura.

Algunas operaciones pueden llevarse a cabo utilizando diferentes procedimientos anestésicos, esto sucede en general, sin embargo hay ocasiones que el tipo de cirugía solo permite una opción.

¡Confíe en su anestesiólogo!

El es el experto en la materia y tratará siempre de utilizar la técnica más segura para usted.

¿Me aplicarán algún medicamento antes de ir al quirófano?

Cuando nos van a realizar una operación, es natural que tengamos sentimientos de angustia, miedo o ansiedad, lo cual es muy  natural en estas situaciones. Este estado puede ser perjudicial y es posible incluso que la presión arterial y el ritmo cardiaco se eleven (aunque el paciente no lo sienta).  Por este motivo, a mayoría de los pacientes reciben  un sedante o tranquilizante  antes de ser llevados al quirófano, con el fin de que se encuentre mas relajado.   Este medicamento sedante tiene efecto muy distinto en cada paciente en particular. Puede ser que a una paciente lo duerma completamente, aunque de manera pasajera, y a otro paciente aparentemente no le haga efecto, aunque en mayor o menor grado estará mas tranquilo.

Otros medicamentos que frecuentemente se administran antes de pasar a la sala de operaciones son para prevenir molestias después de la operación como: náuseas o vómito, dolor e inflamación, asi como en ocasiones se indicarán antibióticos para prevenir o tratar infecciones

¿Qué es una anestesia regional?.

La anestesia regional se aplica para anestesiar solamente una parte del cuerpo.

Las técnicas de anestesia regional, han sido practicadas desde 1940 y actualmente, con el avance tecnológico, el desarrollo de agujas ultradelgadas y mejores anestésicos, es una técnica muy segura y  las complicaciones son verdaderamente raras.

La ventaja que tiene la anestesia regional, es que se puede administrar una simple dosis y que con la colocación de un tubito o catéter se puede continuar la aplicación de la anestesia y el paciente esta despierto o solo bajo el efecto de un sedante (somnoliento).

La anestesia regional tiene un menor riesgo de complicaciones, ya que involucra en menor grado los sistemas cardiovascular y respiratorio.

¿En que consiste el bloqueo regional?

Consiste en anestesiar solo una región específica del cuerpo

Existen varios tipos de bloqueo regional:

a) Bloqueo de un miembro (un brazo o una región).

b) Bloqueo de abdomen y ambas piernas, que a su vez se pueden realizar de dos tipos:

1.- Bloqueo subaracnoideo, también llamado raquia.

2.- Bloqueo epidural

Estos dos anteriores, se aplican en el mismo sitio, es decir, con una punción en la espalda, solo que el bloqueo epidural se realiza con una aguja de calibre mas grueso para a través de ella pasar un catéter y poder administrar anestesia continua. En cambio en el bloqueo subaracnoideo, se administra una sola dosis y la aguja es más delgada.

Los bloqueos regionales se utilizan dependiendo del área que se va a operar, por ejemplo, si se va a operar un brazo, se  puede aplicar bloqueo braquial.

Si se va a realizar una cirugía en abdomen o en las piernas, se recomienda bloqueo subaracnoideo o epidural, siempre y cuando  las condiciones del paciente asi lo permitan.

El objetivo de la técnica es el aplicar un anestésico local en un sitio determinado, para producir la anestesia de una sola región..

¿Duele mucho la el bloqueo?

Generalmente, antes de aplicar el bloqueo, el anestesiólogo  administrará

por el suero algunos medicamentos que ayudarán a que usted no sienta mayor molestia.

Además, su anestesiólogo extremará precauciones y cuidados para no lastimarlo.

. Posteriormente  le pide al paciente que se coloque en una posición de lado, o sentado. Hoy en día, hay agujas para anestesia que son como las que usan los pacientes diabéticos que diario tienen que aplicarse insulina, que son extremadamente delgadas. Pregunte a su anestesiólogo si es factible, dependiendo de su operación, que se utilice de estas.

El anestésico que se aplica en la piel  es un poco ácido y da la sensación de un ardor “como chile”, que dura unos segundos y posteriormente sólo sentirá que se le empuja o se le mueve, aunque en ocasiones no se aplica este anestésico en la piel, ya que la aguja que se utilizará será muy delgada, de manera que no sentirá esta molestia. Cuando se coloca catéter, en la anestesia epídural, la aguja es un poco mas gruesa, para que por dentro de ella pueda pasar el catéter, el paciente puede sentir una especie de toquecito eléctrico que pasa rápidamente, sin embargo,  no en todos los pacientes  se siente.

 ¿Cómo me sentiré después de que  me pongan el bloqueo?

Puede haber la sensación de hormigueo como cuando esta uno sentado sobre una pierna y se le duerme, luego sentirá una sensación de calor y ya por último no  podrá mover las piernas ni sentirlas, es raro que tengan una ligera sensación de falta de aire pero se puede presentar, su anestesiólogo administrará medicamentos para que desaparezca.

Al principio del procedimiento puede haber una ligera disminución de la presión arterial y la frecuencia cardiaca, situación que su anestesiólogo tiene la capacidad de resolver inmediatamente.

Puede haber un poco de retención de la orina y estreñimiento que normalmente se corrigen cuando pasa el efecto de la anestesia.

Aguja para raquia (centro) comparada con un palillo de dientes y una jeringa normal.

¿En todos los pacientes se puede aplicar el bloqueo?

En algunos pacientes no es posible por ejemplo cuando tienen una infección en el sitio de la aplicación, cuando el paciente tiene retraso mental y no coopera, o porque el paciente por ignorancia, temores o ansiedad extrema  no acepte el procedimiento, o que tenga problemas de la coagulación,  o deshidratación severa, problemas cardiacos y otros.

¿Qué riesgos tiene el bloqueo o anestesia regional?

El riesgo es muy parecido como cuando usted sale de su casa a caminar, tiene usted que tomar muchas precauciones, si va a llover, el tráfico al cruzar las calles, hacerlo por los lugares indicados, en fin tener la mayor seguridad para que esa caminata sea fructífera y no tenga ninguna complicación, de igual manera es la anestesia regional, es necesario contar con todos los monitores mínimos permitidos para el ejercicio de la profesión así como hacer el procedimiento extremando precauciones y  cuidados. De cualquier manera, la anestesia regional es de menor riesgo que una anestesia general.

Muy rara vez  se presentan situaciones como dolor de cabeza, dolor de espalda, mas raramente problemas cardiacos o lesiones nerviosas o de médula espinal.

¿Por qué hay personas que les  duele la cabeza después de que se les puso un bloqueo?

Es muy poco frecuente y no es un problema serio.  Cuando se presenta, generalmente es en mujeres embarazadas, o en personas en las cuales la aplicación del bloqueo fue difícil, aunque se puede presentar sin estos factores.

Es una situación que, aunque muy molesta para el paciente porque le impide sentirse cómodo y en ocasiones lo incapacita, no es de cuidado. Es un problema transitorio que se resuelve en unos días, sin embargo, su anestesiólogo le indicará un tratamiento para que se sienta mejor. Este tipo de dolor de cabeza se debe a que el orificio que deja la aguja del bloqueo no se ha cerrado y hay salida de líquido cefalorraquídeo, que es el que baña el cerebro y la médula espinal. Normalmente este orificio se sella en minutos u horas, como cuando a usted le extraen sangre de una vena del brazo. Sin embargo, en algunos pacientes tarda mas tiempo en sellar, por factores del paciente o porque la aguja haya sido de grueso calibre o se hayan realizado múltiples punciones. De cualquier manera, usted debe estar tranquilo, ya que la posibilidad de que esto se presente es muy baja y su anestesiólogo lo manejará adecuadamente.

¿Qué tipo de aparatos  se utilizan vigilar un paciente anestesiado?

La seguridad durante su anestesia es lo más importante. Para asegurar su bienestar se emplean diversos dispositivos y equipo de monitoreo. Durante  la anestesia, las funciones vitales las evalua el Anestesiólogo  continuamente apoyándose con  monitores sofisticados que deberá interpretar para detectar  y controlar cualquier alteración.

Probablemente usted estará consciente cuando se le coloquen algunos dispositivos antes de la anestesia.

Estos dispositivos son:

  • EL ESTETOSCOPIO 
  • El CARDIOSCOPIO, que es el monitor cardiaco (como un electrocardiograma pero continuo). Muestra en una pantalla una grafica constante del funcionamiento del corazón. El anestesiólogo manejará las alteraciones que se reflejen en el. 
  • El PULSI-OXIMETRO, que es una monitor que permite valorar la oxigenación de la sangre y nos indica el pulso. Es un dispositivo que se coloca  en un dedo de la mano o del pie, o en el lóbulo de la oreja.
  • DISPOSITIVO PARA OXIMETRO DE PULSO.
  • El MANOMETRO, que mide la presión arterial o presión sanguínea a intervalos frecuentes.
  • El CAPNOGRAFO, aparato que nos mide constantemente la cantidad de bióxido de carbono exhalado por el paciente.
  • EL INDICE BIESPECTRAL, que mide la actividad cerebral, como un electroencefalograma pero continuo.

Monitor de Indice Biespectral (BIS)

DISPOSITIVO PARA MEDIR LA TEMPERATURA.  Es un termómetro cutáneo que puede  colocarse en diferentes puntos, dependiendo el tipo y duración de la cirugía.

OTROS métodos de monitoreo mas sofisticados  podrán ser colocados ya una vez que el paciente está dormido.

En síntesis, estas técnicas de vigilancia y supervisión mejoran la seguridad de la administración de su anestesia, permitiendo reconocer oportunamente los efectos indeseables de la cirugía o de los medicamentos, que pueden poner en riesgo la vida.

La Norma Oficial Mexicana para la Práctica de la Anestesiología  No. 17º-SSA1- 1998 establece  el equipo mínimo obligatorio para la prestación de Servicios de Anestesiología en los establecimientos autorizados para esto.

El Riesgo se define como la Probabilidad de que se produzca una lesión, daño o pérdida como consecuencia de una acción.

Riesgo Quirúrgico es la probabilidad de que aparezcan complicaciones como consecuencia de una situación creada por una cirugía.

Riego anestésico es la probabilidad de que aparezcan complicaciones como consecuencia de la administración de una anestesia.

¿Realmente es de menor riesgo la anestesia en estos días?

Definitivamente si.

Algunos de los más importantes avances en Medicina y Cirugía durante las últimas décadas han venido de la mano de la Anestesiología. Las mejoras en monitorización, la introducción de nuevos fármacos más potentes y seguros y los progresos tecnológicos en sistemas de soporte vital pueden ser atribuidos directamente a la continua preocupación de los investigadores en mejorar el cuidado y la seguridad de los pacientes sometidos a cirugía.

El resultado final de todo ello es que las complicaciones relacionadas con la anestesia han descendido notoriamente durante los últimos 25 años, reduciéndose de forma dramática el número de muertes atribuidas a la anestesia. Actualmente el riesgo de muerte directamente causada por la anestesia es de un caso por cada 200.000 procedimientos, cifra bastante inferior al riesgo de sufrir un accidente automovilístico grave.

¿Es el mismo riesgo para todas las personas?

Todas las intervenciones quirúrgicas y todas las anestesias conllevan algún tipo de riesgo, el cual es muy variable dependiendo, sobre todo, del tipo de intervención y del estado físico previo del paciente. Afortunadamente, los accidentes graves son excepcionales –a pesar de que tienen una gran repercusión social-.

El riesgo de presentar complicaciones durante un procedimiento anestésico no es igual para todas las personas.

Intervienen en esto varios factores:

  • Factores del paciente (estado de salud).
  • Tipo y duración de la Cirugía
  • Técnica Anestésica empleada
  • Contar con el equipo para monitorización ( o vigilancia ) adecuado

Vamos a empezar por los factores del paciente.

Los riesgos de la anestesia van de acuerdo al estado físico del paciente al momento de la cirugía.

-Sus antecedentes:

Enfermedades  como: Alergias, especialmente ASMA,   Presión Arterial Elevada, Enfermedades del Corazón,   Diabetes, especialmente si estas enfermedades no están bien controladas,

  • Obesidad
  • Tratamientos previos,
  • Medicamentos que esté tomando,
  • Si tiene adicciones como tabaquismo, alcoholismo y drogas,
  • Si tiene un estado de nutrición adecuada,  etc.

Todo esto influye incrementando del grado de dificultad de la anestesia o en como el organismo responde a la cirugía y a la anestesia, por lo tanto, incrementando los riesgos.

Otro de los factores que mencionabamos es el tipo y duración de la cirugía.

No es el mismo riesgo el que tiene un paciente al operarlo de una  una Uña Enterrada, que al operarlo de los pulmones o el cerebro, asi como no lleva el mismo riesgo una operación de 30 minutos que una de 8 horas.

Otro factor que influye en los riesgos es la Técnica Anestésica utilizada. Una anestesia local con sedación vigilada es comunmente la de menor riesgo, le sigue una anestesia regional y por último la anestesia general. Es por eso que se debe elegir la técnica y los medicamentos de manera individualizada, eligiendo la alternativa más segura, que ofrezca el menor riesgo.

También otro punto importante es el contar con un equipo para monitorización     ( o vigilancia ) adecuado.  Las funciones vitales deben estar continuamente bajo vigilancia, y el apoyo fundamental son los monitores, como ya comentamos antes.  Si no se cuenta con esta tecnología, puede no diagnosticarse a tiempo algún problema médico que repercuta en el bienestar del paciente.

En todo caso, cada paciente y cada intervención conllevan un riesgo específico. Pregunte a su anestesiólogo sobre las complicaciones particulares que pueden asociarse con su intervención

¿La  persona que consume drogas tiene  mayor riesgo?

Todos, absolutamente todos los medicamentos tienen efectos en el organismo y pueden afectan la forma en la que el cuerpo responde a

la anestesia, por lo que es MUY IMPORTANTE que el paciente le diga a su Anestesiólogo el nombre de los medicamentos que este tomando, dosis y cuanto tiempo tiene de  tomarlo.

Las drogas  pueden ser prescritas legalmente, para el tratamiento de algunos problemas como: insomnio, ansiedad, depresión, dolor crónico, etc.

Las drogas tienen interacción con los anestésicos y pueden alterar las funciones vitales, de manera que una  persona que consume drogas y va a ser operada, debe tener absoluta confianza en su Médico Anestesiólogo

Esto es válido – y en mayor medida- para las personas que consumen drogas como Cocaína, Anfetaminas, Heroína, etc.

Es comprensible que las personas que consumen drogas quieran mantenerlo en secreto, sin embargo debe tener confianza en su antesiólogo y comentarselo, con la absoluta seguridad de que se manejará en forma confidencial, salvaguardado esto por el secreto profesional.

¿El consumo de alcohol y tabaco aumentan el riesgo de la anestesia?

Si.  El consumo de alcohol y tabaco afecta a su organismo igual o más que cualquier medicación que tome. Sus efectos sobre su hígado, corazón y pulmones pueden hacer que la medicación anestésica le afecte de forma diferente.

¿Cuáles son los riesgos de la anestesia general?

Las complicaciones, aunque raras, son posibles, desde leves (tales como pérdida o daño de una pieza dental, dolor de espalda, alteraciones asociadas con la posición quirúrgica, dificultad transitoria para orinar, molestias oculares y de garganta, heridas en boca y tos) hasta severas (tales como aspiración del contenido gástrico, shock anafiláctico, reacciones medicamentosas y transfusionales), problemas cardiacos que pueden incluso llevar al fallecimiento.

¿Cuáles son los riesgos de la anestesia regional o bloqueo?

La aplicación de la anestesia regional o bloqueo es bastante segura gracias al desarrollo de agujas de mejor calidad, diseño  y  menor calibre, asi como de técnicas anestésicas nuevas y una preparación mas especializada del anestesiólogo. Muy poco frecuente se presentan situaciones como dolor de cabeza, dolor de espalda, mas raramente problemas cardiacos o lesiones nerviosas o de médula espinal.

¿Que cuidados o preparación debo tener antes de la anestesia?

1.- Como regla general, el paciente adulto no debe beber ni comer ningún alimento ocho horas antes de la cirugía. Bajo ciertas condiciones,  y solo con el permiso de su médico, usted podrá tomar algunos líquidos claros unas horas antes de su anestesia. Se entiende por líquidos “claros” aquellos por los que se puede ver a través de ellos: agua, jugos diluidos, etc. No se permiten licuados o preparados con leche antes de las ocho horas.

En los niños, el ayuno dependerá de su edad, de manera que siempre su médico de proporcionará indicaciones o instrucciones al respecto.

2.- Si usted es fumador, debe suspender el consumo del tabaco, el mayor tiempo posible antes de la cirugía, siempre y cuando lo permita la gravedad del problema que requiere manejo quirúrgico. El tabaco condiciona en los bronquios y pulmones del paciente una reacción a la anestesia que involucra en ocasiones cierre de los bronquios y  aumento de secreciones, lo cual significa un riesgo adicional.

3.- Es recomendable que lo acompañe un familiar, ya que después de haber recibido una anestesia o sedación usted no debe manejar, pues sus reflejos estarán disminuidos.

4.- Si usted está recibiendo algún tratamiento médico, consúltelo con su anestesiólogo y no interrumpa los medicamentos a menos que el anestesiólogo se lo indique.

5.- Use ropa fácil de ponerse y quitarse

6.- Debe tener una consulta o entrevista con el médico que le administrará la anestesia, para que él evalúe su estado físico asi como su historial médico y de anestesias anteriores.  Es posible que el anestesiólogo indique algunos medicamentos previos a la anestesia, entre ellos un sedante o tranquilizante, para que usted se sienta mas cómodo y disminuya su nivel de estrés.

7.- MUY IMPORTANTE:  Cualquier duda que tenga relacionada a la anestesia, la debe expresar a su anestesiólogo. No debe usted sentir pena, temor o desconfianza. La relación médico-paciente debe ser armónica y amable. Usted se debe mostrar cooperador y seguir todas las indicaciones y restricciones que le den  sus médicos para que el resultado sea el esperado. 

¿Por qué el ayuno antes de la aplicación de la anestesia?

Este requisito  es  INDISPENSABLE para la aplicación SEGURA de la anestesia. Esto se debe a que durante la anestesia se pierde el reflejo normal de cierre de la laringe cuando el alimento pasa por la garganta, de tal manera que si el paciente regurgita o vomita el contenido gástrico, el alimento pasará a la laringe, tráquea y pulmones, problema llamado medicamente  BRONCOASPIRACION. El contenido del estómago en los pulmones bloquea la oxigenación, y la falta de oxígeno tiene  consecuencias muy serias, incluso el fallecimiento. Por lo anteriormente expuesto, es muy importante que usted comente a su médico si no cumplió el ayuno que se le indicó.

¿Que cuidados debo tener después de haber sido sometido a una anestesia? 

Durante las primeras 24 horas después de su anestesia:

1.- No debe tomar bebidas alcohólicas

2.- No debe usar medicamentos que no hayan sido prescritos por sus médicos.

3.- No debe ingerir alimentos que no estén indicados.

4.- No debe manejar ni operar maquinaria peligrosa.

5.- No debe tomar decisiones importantes

6.- Si usted regresa a casa, tenga a la mano los teléfonos de sus médicos, ante la posibilidad de una urgencia

¿Qué es la Anestesia para Cirugía Ambulatoria?

Hasta hace pocos años, ser intervenido quirúrgicamente llevaba aparejado de forma ineludible un período más o menos largo de hospitalización. Hoy en día, sin embargo, hay una gran cantidad de intervenciones para las que no se considera necesario permanecer en el hospital más allá de unas horas: son los procedimientos llamados de Cirugía Ambulatoria. Estos procesos han demostrado ser igual de seguros y efectivos que la cirugía convencional, pero no requieren la ocupación de los recursos hospitalarios más allá de unas horas y, por tanto, tienen un mejor rendimiento económico. Debido a ello, en los últimos años estamos asistiendo a un espectacular crecimiento de este tipo de cirugía en todo el mundo y también en nuestro país. Las técnicas de cirugía y anestesia ambulatorias son similares a las que se emplean convencionalmente, con la salvedad de que se procura reducir al máximo el traumatismo ocasionado, de forma que el paciente pueda regresar a su casa pocas horas después de la intervención.

¿Puedo ser candidato a anestesia ambulatoria?

En general, si ud. conserva un estado de salud razonablemente bueno y la intervención que le van a practicar está considerada de bajo o mediano riesgo, puede ser candidato a cirugía y anestesia ambulatorias. De todas formas, dado que cada paciente es un caso único, su médico le examinará y le hará las pruebas necesarias para determinar si es adecuado para este tipo de procedimientos.

¿Qué tipo de anestesia es recomendable?

El tipo de anestesia que le administren dependerá de su estado de salud y de la intervención quirúrgica prevista. Siempre que sea posible elegir, también se le preguntará por sus propias preferencias. Basándose en la información obtenida en la visita  o consulta preanestésica, su anestesiólogo le explicará las opciones anestésicas que pueden emplearse en su caso, que serán una de estas cuatro:

  1. Anestesia general. El paciente permanece inconsciente y no recibe ningún tipo de sensación.
  2. Anestesia regional. Se entumece toda la zona del cuerpo que va a ser operada. Para ello, el anestesiólogo inyecta una determinada solución de anestésico cerca de los nervios que reciben la sensibilidad de dicha zona. El paciente permanece despierto o con una sedación ligera, pero no recibe sensación dolorosa alguna.
  3. Anestesia local. El anestésico se aplica directamente sobre los tejidos de la zona que se va a intervenir. Se emplea para intervenciones menores sobre partes muy circunscritas, como la mano, el pie o el ojo. A veces la aplica el propio cirujano sin la participación del anestesiólogo.
  4. Sedación vigilada. Este término se aplica a aquellas intervenciones realizadas con anestesia local en las que el anestesiólogo administra una serie de medicaciones sedantes y analgésicas para mejorar el confort del paciente.

Hay intervenciones que se pueden realizar con diferentes tipos de anestesia, pero en otras no existe la posibilidad de elegir. Su anestesiólogo, tras estudiar su caso particular, le explicará las opciones que tiene y las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas, aconsejándole cuál de las técnicas es más adecuada a su caso.

¿Debo seguir tomando mi medicación habitual?

Algunas medicaciones deben suspenderse y otras no, por lo cual es importante que consulte este asunto con su anestesiólogo. No interrumpa ningún tratamiento a menos que el anestesiólogo se lo indique.

¿Qué me ocurrirá después de la intervención?

Una vez concluida la operación, será trasladado a una Unidad de Recuperación Postanestésica, también llamada Sala de Recuperación, donde permanecerá bajo vigilancia de un equipo de enfermería especializado bajo la supervisión de un anestesiólogo. Esta vigilancia se mantendrá hasta que esté ud. lo suficientemente recuperado para pasar a otra área, en la que completará su evolución hasta que esté en condiciones de volver a su domicilio. En algunas Unidades se le permitirá a sus acompañantes permanecer con ud. en esta última área.

¿Qué molestias sentiré?

El grado de incomodidad o molestias que siente cada paciente depende de un variado número de factores, de los cuales el más importante es el tipo de cirugía que se le ha practicado. Los anestesiólogos y el personal de enfermería, a través de una serie de técnicas y medicaciones, le aliviarán el dolor en gran medida. No espere no sentir nada, pero las molestias serán tolerables.

La anestesia, determinadas intervenciones y la medicación que se emplea para calmar el dolor pueden provocar sensación de náuseas o incluso el vómito. Aunque actualmente este problema es poco frecuente gracias a la mejora en las técnicas anestésicas y en los medios para prevenirlo, es posible que Ud. lo padezca en cierto grado.

¿Cuándo estaré en condiciones de volver a casa?

Esto dependerá de la intervención que se le ha practicado, del tipo de anestesia empleado y de las normas que se sigan en la Unidad de Cirugía Ambulatoria que Ud. haya elegido. La mayoría de los pacientes están en disposición de volver a su domicilio entre 1 y 6 horas después de la cirugía, pero su anestesiólogo le informará más específicamente de su caso particular. Ocasionalmente, puede ser necesario que pase la noche hospitalizado.

¿Qué debo hacer al volver a casa?

Recibirá instrucciones detalladas, verbales y por escrito, de lo que puede y no puede hacer durante esos primeros días. Cada Unidad de Cirugía Ambulatoria dispone de sus propias normas en este sentido, pero, en líneas generales, durante las 24 horas siguientes a una anestesia general Ud.:

  • No podrá beber alcohol ni tomar ninguna medicación que no le haya sido prescrita.
  • No podrá conducir ni manejar maquinaria potencialmente peligrosa.
  • No deberá tomar decisiones importantes.

Asegúrese de seguir estas instrucciones detalladamente, ya que son importantes para que su recuperación sea segura, rápida y sin complicaciones. Le serán entregados uno o varios números de teléfono para que consulte cualquier duda o preocupación que pueda tener a lo largo del periodo de recuperación domiciliaria.

Pasado un tiempo es posible que, desde la Unidad, se pongan en contacto con Vd. para preguntarle por su estado y por posibles incidencias durante la recuperación.

No olvide consultar con su cirujano y su anestesiólogo todas las preguntas y dudas que tenga acerca de su intervención.

Las indicaciones para una cesárea a criterio del Ginecólogo son cerca de 40. Hay indicaciones de cesárea programada con tiempo (electiva) que son las mas frecuentes, y hay indicaciones de cesárea de emergencia. Las mas frecuentes de esta última clase son: Sufrimiento Fetal, Desprendimiento de Placenta, Placenta Previa Sangrante y Estallamiento Uterino durante el transcurso de trabajo de parto, Enfermedad Hipertensiva del Embarazo o Preeclampsia y otros menos frecuentes. La causa estadisticamente mas frecuente de cesárea urgente  es Sufrimiento del Bebé, llamada Sufrimiento Fetal  ( por Compresión del cordón umbilical, nudo de cordón, circular del cordón en el cuello del bebé, etc.).

¿Quién decide el tipo de anestesia?

El tipo de anestesia que se deberá utilizar lo determina el anestesiólogo, de común acuerdo con usted, después de exponerle las alternativas,  tomando en consideración muchísimos factores suyos y del estado del niño dentro de la matriz.

¿Que anestesia es la mas conveniente?

En la mayor parte de las cesáreas programadas o no urgentes se aplica anestesia regional o bloqueo. Puede ser de dos maneras:
Bloqueo Epidural como el descrito para el manejo del dolor de parto, o Bloqueo Espinal, también llamado Subaracnoideo o Raquia.

Existen muchos temores asociados a este último tipo de anestesia, la Raquia, que en la actualidad son infundados, ya que  existen hoy en día agujas de un calibre increíblemente delgado, que no lastiman al paciente asi como medicamentos mas seguros que en muy rara ocasión causan daño, de tal suerte que la raquia es una técnica segura, que ofrece muchas ventajas y bajo riesgo.

En algunos casos se administra anestesia general, siempre y cuando las condiciones médicas de la madre y del niño lo exijan, como en situaciones de emergencia.

El anestesiólogo es el especialista que decide que anestesia aplicar en cada caso en particular.

¿ Qué preparativos especiales se hacen antes de aplicar la anestesia?

Antes de administrar la anestesia a la madre, el anestesiólogo hará una revisión exhaustiva de su estado físico y mental.

Preguntará que enfermedades tiene o ha tenido, que medicamentos está tomando, sus antecedentes de operaciones anteriores, si tiene alergias a medicamentos, alimentos o sustancias.

Revisará sus signos vitales, tales como: presión arterial, frecuencia cardiaca (o latidos cardiacos), temperatura y respiración) y le administrará suero intravenoso suficiente para disminuir la posibilidad de que la presión arterial baje con la aplicación de la anestesia.

De acuerdo a lo anterior podrá administrarle medicamentos encaminados a evitar náusea, vómito, dolor, neutralizar la acidez gástrica.

¿Qué función tiene  el anestesiólogo después de que me aplique la anestesia?

Unas de las funciones del anestesiólogo serán:

  • Repondrá adecuadamente líquidos para compensar el ayuno y sus pérdidas de sangre ocasionadas por la cirugía.
  • Corregirá alteraciones de los signos vitales, como alta o baja presion sanguínea.
  • Diagnosticará y tratará alteraciones cardiacas o pulmonares.
  • Suministrará medicamentos para que usted  no pierda demasiada sangre, llamados oxitócicos, que sirven para que la matriz se contraiga.
  • Aplicará medicamentos para prevenir o tratar náusea y vómito durante y después de la operación.
  • Administrar analgésicos para prevenir y tratar el dolor. Después de una operación, la paciente con un buen manejo por parte del anestesiólogo, no debe tener dolor importante, debe ser mínimo, tolerable o nulo.
  • En el momento actual es vital la vigilancia o monitoreo durante la operación para la madre.
  • En todo hospital moderno, y bien equipado, debe utilizarse los siguientes monitores en una operación de cesárea:

1.- Estetoscopio

2.- Oxímetro de Pulso.

3.- Monitor Electrónico de Presión Arterial

4.- Capnógrafo

5.- Electrocardioscopio

6.- Termómetro cutáneo

7.- Electroencefalograma transoperatorio o Indice Biespectral

8.- Monitor electrónico de relajación muscilar

9.- Cardiotocógrafo  (Electrocardiograma Fetal)

10.- Incubadora o cuna térmica.

La Anestesiología Pediátrica forma un capítulo aparte dentro de la propia Especialidad  ya que el niño tiene características especiales, como el metabolismo más acelerado que el de los adultos.

Dependiendo de la edad y el peso que tenga su niño los cuidados serán diferentes.

Es de entenderse que toda operación entraña un riesgo de complicaciones, como todas las acciones que realizamos en la vida, también debe quedar claro que existen una serie de factores que participan en un acto anestésico-quirúrgico y que juegan un rol preponderante tanto en el ámbito asistencial como privado, como son del estado físico del paciente y el tipo de tratamiento quirúrgico o de diagnóstico que se vaya a realizar, así como la actitud, capacidad y conocimientos del equipo médico tratante ( anestesiólogo, cirujano, pediatra, etc.) y otros factores  como el equipo con el que cuente el hospital donde será atendido.

Es indispensable considerar la anestesia de los pacientes pediátricos, tanto para estudios de diagnóstico como para procedimientos quirúrgicos, dentro del contexto de la madurez del paciente y la gravedad del problema, entendiendo que a partir de los tres meses de edad ha ocurrido ya la parte más importante de la maduración.

En la actualidad y dadas las leyes de cada uno de los países del mundo, se cuenta con aparatos de monitoreo, mejores medicamentos y técnicas anestésicas más depuradas, además de que se han creado tanto en los quirófanos, como en las salas de diagnóstico y en las unidades de cuidados post-anestésicos Normas Oficiales de manejo y cuidados,  dando como resultado disminución de los riesgos de complicaciones. Estas estarán a cargo de Anestesiólogos calificados para el diagnóstico y personal de enfermería entrenado para el uso de aparatos de monitoreo y los recursos materiales para el adecuado manejo de todo tipo de situaciones.

Si bien la anestesia se define como la supresión de la sensibilidad para permitir la cirugía segura y sin dolor, existen técnicas usadas en Pediatría para anestesia General, Regional o Local, de acuerdo a las necesidades de la cirugía o del estudio diagnóstico a realizar en el niño y esta deberá ser elegida por el Anestesiólogo que manejará el caso después de conocer al niño, la edad, saber que procedimiento se le realizará, y  cuanto tiempo tardará aproximadamente.

Es común que al momento de entrevistarse con los padres, se hagan algunas preguntas al Anestesiólogo, que siempre serán respondidas tratando de aclarar las dudas y temores naturales que se presenten.

¿Cómo lo va a anestesiar?

El tipo de anestesia obviamente dependerá del procedimiento que se vaya a realizar, sin embargo, en los niños la mayoría de las anestesias son generales, pudiéndolas iniciar si las condiciones del niño lo permiten a través de una vena, o bien en forma inhalatoria con una mascarilla facial con la que el niño respirando quedará dormido para después colocar un suero en la vena para la administración de líquidos y medicamentos necesarios. Tanto una vía como la otra serán siempre monitorizadas para la seguridad del niño.

¿No es muy pequeño mi niño para anestesiado?

Pensar en que un niño sea sometido a un procedimiento anestésico para un estudio diagnóstico o intervenirlo quirúrgicamente será siempre un motivo de preocupación para los padres y sobre todo cuando la edad del niño es muy pequeña, sin embargo el anestesiólogo tiene el entrenamiento y la experiencia para poderlo anestesiar con el mejor método.

¿Cómo le quitaremos lo nervioso a mi niño?

Cualquier situación desconocida para un niño le produce temor, además,  el estrés de los padres será siempre transmitido a los niños y se reflejará en su estado previo a la cirugía. Sin embargo, cuando se trata de una cirugía programada es posible que en niño y sus padres se entrevisten con el anestesiólogo para que se familiaricen con el,  quien les explicará como será anestesiado. Esto disminuye en gran medida el estrés propio del niño. Muchas veces el anestesiólogo  indicará algún medicamento por la vena al canalizarlo o bien por la vía oral antes de pasar a quirófano. Este medicamento tiene efecto sedante y su niño entrará a la sala de operaciones o al estudio que se le realizará ya somnoliento, incluso en ocasiones dormido.

¿Cuánto tiempo durará anestesiado mi hijo?

Toda anestesia inicia unos minutos antes de la cirugía para colocar en posición adecuada al paciente  y  permitir la preparación del área quirúrgica, pero, una vez que se termina la cirugía, termina la anestesia habiendo únicamente que esperar a que los efectos de los anestésicos inhalados o de los medicamentos administrados por la vena se eliminen, por lo cual el paciente pasará a la Unidad de Cuidados Post-anestésicos para la recuperación y estabilización de las constantes Vitales por espacio de unas Horas.

¿Que tan Peligrosa será la anestesia o cuales son los Riesgos?

Cada una de las acciones que realizamos en la vida llevan implícito un riesgo, sin embargo en la actualidad los actos anestésico-quirúrgicos son cada vez mas seguros, con medicamentos y anestésicos inhalatorios de mejor calidad y mucho más predecibles en su efecto,  con monitoreo de mas constantes vitales que nos hacen valorar con mayor detalle el estado del paciente durante la anestesia, por lo que los riesgos serán siempre mayores cuando las cirugías son grandes o cuando el estado físico del niño se encuentra deteriorado o grave.

¿Lo va a anestesiar, o solo lo tendrá que sedar?

Cuando se trata de procedimientos diagnósticos ( Tomografías, Resonancias, etc.) habitualmente el tipo de anestesia será general de tipo superficial o sedación, y en las cirugías breves ( Reducciones cerradas de fracturas, etc.) habitualmente la anestesia será General con una profundidad suficiente para que no haya molestia, en estos dos casos los pacientes pueden ser manejados sin la aplicación de un tubo traqueal.

En determinado  tipo de cirugía, como de ojos, nariz, garganta, suturas de heridaas en cara,etc,  la anestesia será siempre General con la administración de un tubo traqueal para la protección de la vía respiratoria, y todas serán siempre bajo  vigilancia con la ayuda de monitores.

¡Que molestias va a tener?

Dentro de la medicina en general existen varias cosas que no son agradables para los adultos y mucho menos para los niños y sobre todo cuando ya han tenido experiencias desagradables, como son las inyecciones, internamientos  o cirugías previas. Sin embargo hay situaciones que son evitadas hasta donde es posible tratando de que los niños sean cuidados por parte de las enfermeras y apoyados por parte de los anestesiólogos entrenados dentro del campo de la pediatría. La separación de los padres trata de llevarse a cabo hasta el momento de su ingreso a los Quirófanos, con lo que se minimiza parte del estrés natural tanto del niño como de los padres.

¿Que  efectos tendrá mi hijo después de la Anestesia?

Son conocidos muchos de los efectos indeseables y desagradables que se presentan después de una anestesia, como: náusea, vómito, dolor, etc. que si bien,  algunos si  son consecuencia de los efectos de los medicamentos o de los anestésicos, muchos son a causa de la cirugía, la pérdida de sangre, la movilización de órganos, etc., sin embargo la Anestesiología Moderna busca además de la Seguridad Trans-anestésica (durante la anestesia),  el que el periodo  Post-anestésico (después de la anestesia) sea confortable y tolerable, con una recuperación rápida de la conciencia, y la posibilidad de reincorporarse pronto a su medio ambiente natural.

¿En cuanto tiempo podré ver o estar con mi hijo?

Por costumbre en la actualidad y para un postoperatorio menos tormentoso para el niño,  tratamos que una vez instalado y estable en la Sala de Recuperación  o Unidad de Cuidados Post-anestésicos, sea acompañado por la madre o el padre, o ambos, para que en cuanto se esté recuperando el estado de conciencia, a la primer persona que vea el niño sea a alguien  querido  y conocido,  con lo cual el paciente tenderá a sentirse mucho mejor.

¿Cuándo podrá comer mi hijo?

Una de las situaciones importantes de seguridad para un acto anestésico-quirúrgico es el ayuno, y este será siempre una condición para evitar complicaciones con la vía respiratoria; obviamente dependiendo de la edad y de lo que haya ingerido antes de iniciar con el ayuno será el tiempo que deberá permanecer sin comer sólidos y sin tomar líquidos, previo a la anestesia y cuando podrá reiniciar los alimentos después de la cirugía dependerá del área operada.  Hay que recordar que la Leche aunque se presenta en forma líquida será considerada siempre un sólido para efectos de ayuno.

En Pediatría se realizan con cierta frecuencia correcciones de problemas congénitos, algunas son de urgencia desde el nacimiento y otros en forma electiva, algunos de ellos estéticos y funcionales, otros correctivos y algunos otros que se realizan en varios tiempos.

Sin embargo una recomendación especial será que al momento de que los niños sean programados en forma electiva a una cirugía de cualquier tipo, o bien a un estudio de diagnóstico se solicite en lo posible una consulta pre-anestésica el día o días previos a su internamiento para que el Anestesiólogo los conozca y de las recomendaciones necesarias para un resultado mucho mejor.

¿Es UD. Diabético?

Si UD. Es diabético le interesarán algunos conceptos sobre está enfermedad que lentamente erosiona la vida de los seres humanos.

La Diabetes es una enfermedad en la cual las células del organismo son incapaces de metabolizar la glucosa (azúcar en la sangre) debido a una falta total o relativa de insulina, en estas circunstancias el cuerpo hecha mano de sus proteínas, grasas y glicógeno para la producción de azúcar, esto da como consecuencia una elevación importante en el azúcar sanguínea, y la producción de substancias producidas en el hígado llamadas cetonas.

Existen 2 tipos fundamentales de Diabetes que afectan en forma clásica a diferentes grupos de edad, aunque en la realidad estos grupos de edad pueden superponerse.

Tabla 1                                                       Clasificación de la Diabetes Mellitus
                            Diabetes Insulino dependiente( tipo I)               Diabetes no Insulino dependiente (tipo II)Edad de inicio        Infancia hasta los 20 años                                         Alrededor de los 60 a veces más jóvenesjovenesProblema              Páncreas incapaz de producir insulina                         Cuerpo no usa la insulina adecuadamenteAdecuadamente    ( problema auto inmune)Tratamiento          Insulina                                                                    Dieta hipoglucemiantes orales 

Nota: esta es una clasificación general y las edades se traslapan en forma importante. La obesidad es una causa común de la diabetes tipo II, el organismo no puede producir la insulina suficiente para el tamaño corporal, en ocasiones es suficiente el uso de dieta e hipoglucemiantes orales, aunque eventualmente se puede requerir el uso de Insulina.

Existen otros 2 tipos de diabetes, uno de ellos llamado gestacional y que se presenta como elevaciones del azúcar sanguíneo en el embarazo y otro en situaciones en que existe patología del páncreas.

La diabetes causa trastornos importantes en muchos órganos y sistemas del cuerpo, sobre todo en los pequeños vasos sanguíneos que llevan los nutrientes a las células, dando origen a lo que se conoce como microangiopatía, también daña a los nervios y produce la neuropatía del diabético origen de muchos de los dolores que se ven en este tipo de pacientes, todos estos trastornos están relacionados fundamentalmente con el tiempo de duración de la enfermedad y el control de el azúcar sanguíneo que se haya tenido durante este tiempo.

ALGUNOS APARATOS Y SISTEMAS QUE AFECTA LA DIABETES

Aparato Cardiovascular:

Los diabéticos tienen mayor tendencia que la población general  a presentar hipertensión arterial, infarto del miocardio,  enfermedad vascular del cerebro,  problemas del músculo cardiaco en si (cardiomiopatía). El daño a los nervios que controlan el corazón y los vasos sanguíneos, puede resultar en cambios bruscos de la frecuencia cardiaca, ya sea aumento o disminución y a hipotensión postural es decir al incorporarse los pacientes, a veces con sensación de desmayo. Si UD. Tiene sensación de falta de aire, hinchazón a nivel de los tobillos, vuelcos en el corazón, cansancio y por supuesto dolor en el  tórax, debe ver a su médico familiar, endocrinólogo y/o cardiólogo, sobre todo si se va a someter a una cirugía, del tal suerte que se le efectuen los estudios necesarios para ver que pasa y llegar en las mejores condiciones posibles.

Riñón

Otro de los órganos que en forma especial sufre con la diabetes es el riñón, sus vasos sanguíneos al igual que cualesquiera otro del cuerpo sufren y a la larga evolucionan llevando al paciente a la denominada insuficiencia renal, la cual si no es tratada adecuadamente puede ser mortal, requiriendo en infinidad de ocasiones tratamientos prolongados con medicamentos, diálisis peritoneales o con riñón artificial, hasta llegar al transplante, habiéndose convertido este ultimo en el más efectuado en todo el mundo.

Misceláneos.

Los diabéticos también pueden sufrir de problemas pulmonares, articulares, musculares, de sus ojos con pérdida paulatina de la visión y algo que es sumamente frecuente es el hecho de que son más susceptibles que el resto de la población a sufrir de infecciones, las cuales una vez presentes dificultan en extremo el control de la glucosa sanguínea, provocando un círculo vicioso en el tratamiento de este tipo de pacientes, dichas infecciones con frecuencia ponen en peligro la vida de los pacientes.

Por todo lo anterior es sumamente importante que si eres diabético procures tener un riguroso control de lo siguiente:

  1. Conservar un peso adecuado, con dietas especiales diseñadas por tu médico y cumplidas lo mejor posible.
  2. Realizar en forma rutinaria actividades físicas, las cuales te permitirán mantenerte en condiciones adecuadas
  3. Vigilar estrechamente tu azúcar en la sangre, ya sea mediante análisis sanguíneos frecuentes o con la utilización de tiras reactivas para medir la glucosa en sangre u orina.
  4. Visitar periódicamente a tu médico para tu exacto control y sobre todo seguir al pie de la letra sus recomendaciones.
  5. No fumar o tomar alcohol, ya que ambos hábitos inciden negativamente en el control de tu glucosa
  6. En caso de tomar medicamentos tomarlos puntualmente, si usas insulina rotar los sitios de aplicación de la misma y llevar contigo algún tipo de caramelo o chocolate por si te baja abruptamente la glucosa (mareo, sensación de desmayo, mucha hambre)
  7. Sería deseable que te mandarás a confeccionar una medalla o algo similar donde informes que eres diabético y a quién avisar en caso de emergencia.

Pueden existir otras mil recomendaciones, pero recuerda el quererse un poco y tratarse adecuadamente y mucho pueden permitir que un diabético viva una vida prácticamente normal.

Recuerda que si eres diabético y vas a ser sometido a una cirugía es importante que además del control de tu médico de cabecera y de tu cirujano quienes deben mandarte a hacer todos los estudios pertinentes desde los exámenes de laboratorio hasta radiografías de tórax y electrocardiograma y además enviarte a VALORACIÓN PRE-ANESTÉSICA,  ya que es sumamente importante que el Anestesiólogo este enterado de todo tu padecimiento y además de evaluarte, haga las recomendaciones necesarias y en caso de requerirlo solicite las Inter-consultas  con los especialistas que considere prudente.

RECOMENDACIONES PARA ANTES DE LA ANESTESIA:

1.- Ayuno de 8 a 12 horas.  Esto se debe a que tu estómago trabaja mas lentamente que en las personas no diabéticas, por lo cual el alimento permanece en tu estómago más tiempo.

2.- No suspender los medicamentos que estés tomando, por ejemplo para el corazón o para la presión arterial, amenos que así te lo indiquen tus médicos.

3.- Si tu control de la Diabetes es a base de inyecciones de insulina, pregunta a tu médico tratante cual será la última dosis que te aplicarás antes de la cirugía, ya que como estarás en ayuno, puede ser que te baje la glucosa (el azúcar) si te inyectas la insulina.

4.- Al internarte, lleva todos tus exámenes de laboratorio y evaluaciones realizadas por otros especialistas.

5.- Expresa a tu anestesiólogo todas tus dudas con toda confianza.

¿ Qué es el Dolor ?

El dolor es una sensación desagradable y experiencia emocional asociada o no a daño real o potencial a los tejidos, como se define por la IASP (siglas en ingles de la Sociedad Internacional para estudio del dolor), en otras palabras es una alarma que nos esta anunciando un daño, y por lo tanto va a desencadenar reacciones y acciones para tratar de evitarlo y detenerlo.

¿ Que pasa con el dolor y la operación?

Cuando alguien es intervenido quirúrgicamente nos viene a la mente, lo  que va a doler una herida en la piel y los tejidos internos, ya sea que se vaya a extirpar algún órgano, tumor, o reparar algún hueso. ¡Entonces nos imaginamos aún mas dolor!

Si sabemos que el Anestesiólogo, al suministrar la anestesia a la persona que se somete a la cirugía, le va a bloquear toda sensación dolorosa y más aún lo va a bloquear completamente a toda sensación, es igual de importante  que el mismo Anestesiólogo sea el encargado de proporcionar alivio adecuado del dolor que puede presentarse después de la cirugía.

¿ Por que debe haber un buen control del dolor?

La importancia de un manejo efectivo del dolor  no solo esta encaminada a asegurar el bienestar del paciente y su satisfacción, sino que esta comprobado que se disminuye el tiempo de hospitalización, acelera la movilización temprana de pacientes una pronta recuperación, disminuye el riesgo de complicaciones y todo será a su vez reflejado en una pronta mejoría y en reducción de costos con mejores resultados.

Prevención es mejor que tratamiento

Como todos conocemos haciendo medicina preventiva se obtienen mejores resultados que practicando medicina de curación, es decir que también en el  caso del dolor, si nos anticipamos y damos tratamiento preventivo ( antes, durante y después de la operación)  se ha visto en diferentes estudios de investigación que se llega a un control más rápido del dolor y se evitan cuadros del dolor crónico.

¿ Quién se hará cargo de que no me duela la operación?

En realidad debe ser en equipo que involucra tanto al cirujano, enfermeras, paciente y anestesiólogo, asi como a los familiares del paciente.

Sin embargo el Anestesiólogo, por su entrenamiento está específicamente calificado para aportar diferentes y muy variadas opciones para cada situación en particular, y por ende hay cirugías grandes o que involucran áreas extensas, como cirugía de tórax, cirugía de cadera, de columna, colocación de prótesis de cadera o rodilla, lesiones por accidentes, con traumatismos múltiples, etc., en los que se requerirán procedimientos especiales que a juicio del Anestesiólogo serán realizados para asegurar el bienestar del paciente.

¿Cómo se va a controlar el dolor?

Por medio de ese trabajo de equipo mencionado donde el paciente debe reportar sin temor ni reserva el tipo, localización, intensidad y frecuencia de su dolor así como  la falta de alivio del mismo y se pueda discutir estrategia previa a la cirugía y armar un plan de Manejo del Dolor (Analgesia Preventiva).

El plan puede incluir desde simple tratamiento con analgésicos comunes, paracetamol, medicamentos antinflamatorios, narcóticos, elegir la ruta más conveniente de suministro; desde vía oral, intramuscular, intravenosa intermitente o en infusón continúa y controlada por el mismo paciente hasta la realización de procedimientos para colocación de catéteres epidurales, etc.

Forma de Contacto

Nombre (requerido)

Email (requerido)

Asunto (requerido)

Mensaje (requerido)